Más de 4.000 millones de dólares en remesas han llegado este año a Venezuela

Programas

A pesar del significativo aumento de las remesas enviadas por la creciente comunidad migrante de Venezuela en Estados Unidos, los expertos consideran que hacen falta más canales regulares para el envío del dinero.

Hugo Hernández, director técnico de Anova, Policy and Consulting, compañía dedicada al seguimiento de las remesas, aclaró sobre el aumento: «El comportamiento de las remesas que entran al país depende de dos factores: la situación mundial que actualmente es muy difícil de predecir y la crisis migratoria».

Detalló: «Las remesas han aumentado. Es importante recordar que sólo 25% de los hogares las reciben, lo cual deja a una gran parte de la población sin esa ayuda».

Además, puntualizó que «el segundo factor tiene que ver con la regularización de la condición de los venezolanos y su inserción en los mercados de esos países. Van consiguiendo empleos más formales, mejores salarios que les permite enviar dinero de regreso».

Un reporte del Diálogo Interamericano (DIA), un grupo de expertos que desde Washington se encarga de contabilizar las remesas a nivel mundial, reveló que las transferencias provenientes de Estados Unidos representan el 38% de los 4.200 millones de dólares enviados a Venezuela este año.

También le puede interesar leer: «Venezuela podría recibir 22 millones de dólares mensuales por remesas legales»

No obstante, advirtieron que, de esa proporción, apenas el 3% se envía a través de canales formales: «La creciente comunidad de inmigrantes venezolanos en Estados Unidos y su falta de servicios formales de transferencia de dinero son un incentivo para que las empresas de remesas operen en el país».

Según el informe, en sólo cuatro años Venezuela se ha convertido en un país cuya economía depende desmesuradamente de las remesas. Cerca del 29% de los hogares venezolanos sobreviven gracias al dinero que reciben de millones de personas que han salido del país.

Por otra parte, el mercado de remesas se ha mantenido en la informalidad después de que Venezuela se aisló de la banca extranjera y como consecuencia de los controles de divisas.

El analista del DIA, Manuel Orozco, señaló que el alivio de las sanciones estadounidenses y la aceptación por parte del régimen de Nicolás Maduro del uso del dólar en las transacciones cotidianas, representan una gran oportunidad para las empresas, aunque los verdaderos cambios tomarán algún tiempo.

También le puede interesar leer: «De EE. UU. es de donde parten más remesas a Venezuela»

También dijo que mientras haya señales de atenuación de las sanciones en el marco de las negociaciones entre gobierno y oposición, los incentivos para el sector empresarial aumentarán y es lo que se espera para el 2023.

El experto resaltó que la inclusión financiera del país es una de las más altas de la región, es decir, el 80% de las personas posee cuentas bancarias y, «sin embargo, la mayoría de los migrantes recurren a canales informales para enviar dinero».

Un número limitado de personas recurre a terceros con aplicaciones de pago como Zelle o Airtm, otros traen el dinero físico al país y unos pocos, los expertos en tecnología, utilizan criptomonedas. También hay quienes encuentran intermediarios dispuestos a cambiar dólares en una cuenta del exterior por efectivo o bolívares.

Fuentes: impactovenezuela.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.