¿Qué recomienda la numerología para el año 2023?

Entretenimiento

La numeróloga Julieta Rutenberg le describió al medio El Clarín las implicancias del nuevo año y su significado. Por ser un año 25/7, el 2023 vibra en las frecuencias de «El argonauta» (25) y «El carro» (7).

En primer lugar, Julieta Rutenberg (@julirute) explicó su especialidad: «La numerología pitagórica que es una técnica desarrollada por el padre de la matemática, Pitágoras, ha sido de suma utilidad para comprender el GPS de nuestra vida y de diferentes sucesos terrenales».

Agregó: «Los números representan y traducen diferentes patrones de energía electromagnética. Estas frecuencias se manifiestan a través de frecuencias de ondas o partículas atómicas. Y, según la velocidad y vibración de las frecuencias, hay determinados desenlaces empíricos o probabilísticos disponibles en el campo cuántico o universo».

Para Rutenberg, nada es aleatorio, ya que coexistimos con variables predeterminadas de energía atómica que, de acuerdo a nuestro libre albedrío, son atravesadas por nuestra conciencia para seguir en la rueda kármica de la vida.

Numerología para el año 2023

Julieta detalló que el año 2023 se reducirá a un anual 25/7. Se define con el nombre metafísico de «El argonauta» (25), y posee la consigna de «discernir el camino que vamos a tomar en nuestras vidas».

También le puede interesar leer: «Conoce 6 inventos de mujeres atribuidos a hombres»

Por otra parte, «el número 7 representa el primer triunfo del hombre sobre sí mismo, la armonía entre el espíritu y la materia, la búsqueda de la verdad. Esta es una frecuencia que nos llama a la reflexión y el discernimiento para encontrar nuestras verdades».

Acotó que el número 7 es la mente: «Muchas veces nuestro pensamiento y la manera en la cual percibimos y construimos la realidad está contaminada por el contexto o lo que llamamos “foco de valoración externa”».

«Por lo tanto, al entrar a un anual 7, se nos presenta la oportunidad de revisar y conectar con la profundidad de nuestro ser que, a la vez, determinará de qué manera iremos construyendo y avanzando en el camino de nuestras vidas», explicó.

La numeróloga detalló que el anual 25/7 propone liberarse de miedos y limitaciones, para avanzar con tranquilidad hacia lo nuevo. Aunque el futuro se construye con cada acción presente, es necesario comprender que depende de nosotros encontrar la verdad interna propia para darle forma orgánica a la existencia.

Aseguró que este año es posible «conectar con lo superior, con la fuente, Dios o como cada cual quiera llamarlo. Es un anual de conexión con lo espiritual, que no tiene por qué ser religioso. Lo espiritual es mucho más inmenso que un dogma, es lo que une las partes del todo en este universo».

Rutenberg fue categórica: «Los relatos ajenos son peligrosos. Si cada uno de nosotros bajo la vibración 7 corre sus velos y encuentra sus verdades, den por sentado que el carro que nos transporta en esta vida a buen puerto irá a parar».

Igualmente, explicó que estamos saliendo de un anual 24/6, el 2022, donde debíamos tener transparencia, moral y amor en la construcción de nuestros actos. En cambio, el 25/7 (2023) se trata de revisar si hicimos un buen trabajo, de lo contrario habrá que redireccionar el GPS para llegar victoriosos a nuestras metas.

También le puede interesar leer: «Francisco Tavares y su acción por los necesitados a través del pan»

Predijo que «bajo esta frecuencia, habrá muchos avances científicos. El 7 es el número que representa a los pensadores y acompaña el saber. La sabiduría del hombre brotará desde diferentes aspectos. El conocimiento pulsará para ser visto».

Puntualizó: «El 2023 está compuesto por el número que invita a rematrizar aspectos emocionales del ser. Trabajar la empatía por el otro y salir de las polaridades que se plantean en nuestra cultura. Saber que sabemos es fundamental, aunque nos digan lo contrario. Poner en luz lo que guardamos en el inconsciente por miedo a ser juzgados».

Respecto al número 3, señaló que representa «una expansión del corazón, pudiendo ser libres y autónomos. Expresarnos y no permitir que nos tapen la boca. Dejar fluir la imaginación y la creatividad para darle forma a nuestras experiencias».

La suma de los dígitos del nuevo año para llegar al 7, nos brindará un poco de tranquilidad para reflexionar y estar receptivos a las propias verdades. Por eso el 7 se representa con «El carro», que simbólicamente nos dice: «Es nuestra alma la que debe guiar el camino del carro (la vida), discerniendo entre el bien y el mal, ya que el libre albedrío tiene lugar para que nuestra conciencia haga su trabajo y avancemos cada uno de nosotros de manera consciente».

Fuentes: clarin.com