EE. UU. desea trabajar con Gustavo Petro por una «solución pacífica» en Venezuela

Internacionales

Según un portavoz de la Casa Blanca, para el gobierno norteamericano sigue siendo importante la celebración de «elecciones libres y justas» en Venezuela.

Estados Unidos quiere trabajar con el nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, que el domingo tomó posesión de su cargo, para lograr «una solución pacífica» en Venezuela, de acuerdo a declaraciones de un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca a la agencia Efe.

El citado funcionario de la administración Biden destacó: «Colombia ha recibido generosamente a los migrantes venezolanos y estamos deseando trabajar de manera constructiva y respetuosa con el nuevo presidente de Colombia en una amplia gama de asuntos de interés compartido, incluida una solución pacífica en Venezuela».

También le puede interesar leer: «¿El nuevo gobierno de Colombia dará la espalda a la democracia venezolana?»

Por su parte, Petro prometió que se restablecerán las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas hace más de tres años, por lo que se espera que Colombia y Venezuela intercambien embajadores una vez instalado el nuevo Gobierno.

Las relaciones entre las dos naciones vecinas, con una frontera compartida de 2.219 kilómetros, se rompieron en febrero de 2019 luego de que el líder opositor Juan Guaidó y presidente interino de Venezuela, apoyado por el mandatario colombiano Iván Duque, intentara llevar a su país la ayuda humanitaria donada por el Gobierno de Donald Trump.

Al respecto, el portavoz en Washington indicó que, independientemente de lo que haga Colombia, el Gobierno de Joe Biden continúa reconociendo la autoridad de Juan Guaidó.

También le puede interesar leer: «¿Cuál es el proyecto de Gustavo Petro para con los migrantes venezolanos en Colombia?»

Admitió que existe una «diversidad de visiones» a nivel regional sobre si debe o no establecer relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro; pero afirmó que la mayor parte de la comunidad internacional está a favor de un diálogo que culmine en una «solución pacífica para la crisis política y humanitaria del país».

En enero de 2021, tras llegar a la Casa Blanca, Biden decidió mantener el reconocimiento a Guaidó que dispuso en 2019 su predecesor, Donald Trump, pero en su administración Venezuela no ha sido una prioridad en cuanto a política exterior. De hecho, Biden se ha enfocado en China, al que ve como su principal competidor por la hegemonía mundial.

A la investidura de Gustavo Petro, el presidente estadounidense envió una delegación integrada por la administradora de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), Samantha Power, y Juan González, asesor para Latinoamérica del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, entre otros.

Biden se comunicó por teléfono con Petro después de que ganó las elecciones presidenciales en junio y reiteró su deseo de colaborar en materia del cambio climático, salud pública y los acuerdos de paz de 2016.

Redacción: Sebastián Yáñez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *